¿Cuál es el mejor repelente contra mosquitos?

No es tan sencillo mantener alejados a los insectos que pueden quitarnos el sueño a lo largo de toda una noche. Los insecticidas causan desconfianza por sus probables daños a la salud; los emisores de sonido especiales para ahuyentarlos rara vez dan resultado y hay gente que recurre a soluciones desesperadas, como el agua de Colonia de una famosa cadena de tiendas, o el ruidoso ventilador. Sin embargo, existe una buena alternativa: los repelentes orgánicos con base en geranio, extraído del aceite de geranio. Se aplican directamente sobre el cuerpo, no son tóxicos, tienen un olor agradable y alejan a otras plagas. 

Los siete pilares de la Acongología

 Me fascina el arte que tienen ciertas personas para asustar a los demás. No me refiero a los que provocan recelo porque son capaces de hacer daño (es muy fácil amedrentar cuando la amenaza es real). Hablo de los que nos ponen los pelos de punta sin motivos. Los Acojonadores.

Desde pequeño, mientras sufría las amenazas de matones de clase que conseguían aterrorizarme aunque sabía que eran unos pringados y profesores asustaniños que disfrutaban con el único poder que tenían, he intentado estudiar las tácticas de estos sobrecogedores individuos. Les he visto actuar tanto en la esfera pública como en la privada. He oído a políticos trafiancantes de miedo y he leido de sus métodos en libros como El miedo en Occidente de Jean Delumeau. En terapia, no me ha gustado saber pero he sabido como estos individuos hacían temblar a hijos, padres, profesores, parejas (e, incluso, amigos) sin un solo as bajo la manga, utilizando únicamente su dominio de la Acojonología. Y en mi vida privada, han conseguido que me cague de miedo cuando debería haberme cagado de risa.

He intentado no evitarlos (cuando se debe la vida a la huida, solo nos queda la mitad de nosotros). Y por fin, después de todos estos años de estudio exhaustivo, creo estar en disposición de resumiros el método que utilizan en siete pasos. Allá van:

1)      Elijen un tema visceral. Usan nuestro miedo a la muerte o la locura, nuestro miedo a la pobreza o a la soledad… Siempre van directos al corazón.

2)      Utilizan fuentes difusas pero creíbles para apoyarse. Nos dicen que alguien o algo nos amenaza y citan continuamente a la masa (“Todo el mundo dice que…“) o a expertos que no conocemos para apoyar sus argumentos.

3)      Usan los datos que les convienen para intimidarnos. No suelen mentirnos, pero no nos cuentan nunca toda la verdad. Solo responden a las preguntas que quieren plantearse y nos convencen de que ésas son las únicas importantes.

4)      Buscan palabras o imágenes impactantes. Les gusta recurrir a lenguaje que no entendemos y a escenas que se quedan grabadas en nuestra retina aunque nunca hayan ocurrido. Y así, si no nos dan miedo con lo que ocurre, nos asustan con lo que sucederá.

5)      Favorecen nuestro sentido de rebaño. Nos convencen de que “nosotros” -nos indican quiénes somos los buenos- estamos siendo amenazados por “ellos” -señalan con el dedo a los malos.

6)      Nos crean indefensión. Para eso solo tienen que introducir en nuestras mentes la certeza de que no podemos hacer nada contra lo que se nos viene encima.

7)      Se proponen como salvadores. Nos explican por qué ellos nos pueden salvar de los terrores que ellos han inventado. De esta manera, nos quitan las riendas de nuestra vida y nos entregan, a cambio, una adormecedora sensación de seguridad.

... Texto tomado del Habitat del Unicornio. 

Primera imagen del telescopio James Webb 11 de julio de 2022

Primera imagen del telescopio James Webb


El Telescopio Espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA ha producido la imagen infrarroja más profunda y nítida del Universo distante hasta la fecha. Conocida como el primer campo profundo de Webb, esta imagen del cúmulo de galaxias SMACS 0723 está repleta de detalles.

Miles de galaxias, incluidos los objetos más débiles jamás observados en el infrarrojo, han aparecido a la vista de Webb por primera vez. Esta porción del vasto Universo es aproximadamente del tamaño de un grano de arena sostenido con el brazo extendido por alguien en el suelo.

Este imagen de campo profundo, tomado por la cámara de infrarrojo del telescopio Webb (NIRCam), es un imagen compuesto hecho de imágenes en diferentes longitudes de onda, con un total de 12,5 horas, alcanzando profundidades en longitudes de onda infrarrojas más allá de los campos más profundos que el telescopio espacial Hubble, lo que llevó semanas.

La imagen muestra el cúmulo de galaxias SMACS 0723 tal como apareció hace 4600 millones de años. La masa combinada de este cúmulo de galaxias actúa como una lente gravitatoria, magnificando galaxias mucho más distantes detrás de él. La NIRCam de Webb ha enfocado nítidamente esas galaxias distantes: tienen estructuras diminutas y tenues que nunca antes se habían visto, incluidos cúmulos de estrellas y características difusas. Los investigadores pronto comenzarán a aprender más sobre las masas, las edades, las historias y las composiciones de las galaxias, ya que Webb busca las galaxias más antiguas del Universo.

Se publicarán más imágenes el martes 12 de julio. Descubra cómo seguir los canales de la ESA aquí.

El samurai y la deuda

Durante la ocupación de Okinawa, un Samurái que le había prestado dinero a un pescador, hizo un viaje para cobrarlo a la provincia Itoman, donde vivía el pescador.

No siéndole posible pagar, el pobre pescador huyó y trató de esconderse del Samurái, que era famoso por su mal genio.

El Samurái fue a su hogar y al no encontrarlo ahí, lo buscó por todo el pueblo.

A medida que se daba cuenta de que se estaba escondiendo se iba enfureciendo.

Finalmente, al atardecer, lo encontró bajo un barranco que lo protegía de la vista.

El Samurái en su enojo, desenvainó su espada y le gritó: ¿Qué tienes para decirme?

El pescador replicó, "antes de que me mate, me gustaría decir algo. Humildemente le pido esa posibilidad".

El Samurái dijo, "¡ingrato! Te presto dinero cuando lo necesitas y te doy un año para pagarme y me retribuyes de esta manera. 

Habla antes de que cambie de parecer".

"Lo siento", dijo el pescador. " Lo que quería decir era esto: Acabo de comenzar el aprendizaje del arte de "la mano vacía" y la primera cosa que he aprendido es el precepto: 

“Si alzas tu mano, restringe tu temperamento; si tu temperamento se alza, restringe tu mano".

El Samurái quedó anonadado al escuchar esto de los labios de un simple pescador. 

Envainó su espada y dijo: 

"Bueno, tienes razón. Pero acuérdate de esto, volveré en un año a partir de hoy, y será mejor que tengas el dinero." 

Y se fue.

Había anochecido cuando el Samurái llegó a su casa y, como era costumbre, estaba a punto de anunciar su regreso, cuando se vio sorprendido por un haz de luz que provenía de su habitación, a través de la puerta entreabierta.

Agudizó su vista y pudo ver a su esposa tendida durmiendo y el contorno impreciso de alguien que dormía a su lado. Muy sorprendido y explotando de ira se dio cuenta de que era un Samurái.

Sacó su espada y sigilosamente se acercó a la puerta de la habitación. 

Levantó su espada preparándose para atacar a través de la puerta, cuando se acordó de las palabras del pescador: "Si tu mano se alza, restringe tu temperamento; si tu temperamento se alza restringe tu mano".

Volvió a la entrada y dijo en voz alta. "He vuelto". Su esposa se levantó, abriendo la puerta salió junto con la madre del Samurái para saludarlo. 

La madre vestida con ropas de él. Se había puesto ropas de Samurái para ahuyentar intrusos durante su ausencia.

El año pasó rápidamente y el día del cobro llegó. El Samurái hizo nuevamente el largo viaje. El pescador lo estaba esperando. 

Apenas vio al Samurái, este salió corriendo y le dijo: "¡He tenido un buen año. Aquí está lo que le debo y además los intereses. No sé cómo darle las gracias!"

El Samurái puso su mano sobre el hombro del pescador y dijo: "Quédate con tu dinero. No me debes nada. Soy yo el endeudado".


Autor: Richard Kim.

Podcast de Pulso Digital